COVID-19: COMPORTAMIENTO DE LA PANDEMIA EN HONDURAS

Covid-19: comportamiento de la pandemia en Honduras

Desde el primer caso de covid-19 en el país a la fecha del 6 de mayo de 2020, la pandemia ha mostrado claramente un nuevo comportamiento que crece aceleradamente con una tasa del 5% por día.

Es muy probable que esta tasa de crecimiento exponencial se incremente a un 6% e incluso más de un 8%. Al entrar nuevas subpoblaciones de contagios incrementa la aceleración de la expansión del virus. Este incremento de casos se expande en la población del Distrito Central, la comunidad más densamente poblada del país y con el mayor número de habitantes.

Fuente: https://www.scientificanimations.com/

La razón principal del aumento de casos de contagio entre las personas es lo infinitamente pequeño que tiene el tamaño del virus. Las personas escuchan hablar del coronavirus, pero no ven nada a su alrededor y la falta de información valiosa no les permite imaginar siquiera de qué les están hablando. El virus no se ve a simple vista y tampoco se logra ver en el microscopio óptico más poderoso.

Detalló el Máster Ivan Meza, Director de Investigación UCENM

La Gestión del Riesgo de la emergencia debe incluir un elaborado programa educativo para todos los sectores de la población.

La estadística de la cantidad de pruebas PCR con resultado positivo tiene el inconveniente de anormales alteraciones diarias, lo cual incluye un margen de error estadístico por los análisis de laboratorio y no por el comportamiento real de la pandemia. Para corregir esta fuente de error, se usa una técnica de suavización empleando valores acumulados cada tres días; de esta manera, los valores eliminan el error estadístico de origen humano.

Fuente: SINAGER

La curva esperada teóricamente tiene la forma de una S muy alargada y recostada hacia la derecha, con el extremo final casi horizontal y muy extendido en el tiempo. En la situación real de Honduras, esa curva ya no se dio.

En los primeros 400 casos tuvo esa forma porque respondía a la primera oleada de contagios, la cual se estaba controlando con un nivel de eficiencia muy elevado, tanto del gobierno de Honduras como la población. El control se perdió y ahora el país se encuentra en una fase muy acelerada de la segunda oleada de contagios.

Al tener este incremento de casos y el nuevo comportamiento de la pandemia covid-19, es necesario que la población hondureña comprenda que el único lugar donde puede estar seguro es en su casa. Es importante seguir todas las medidas de prevención y seguridad.

DIRECCIÓN DE INVESTIGACIÓN CIENTíFICA DE LA UNIVERSIDAD CRISTIANA EVANGÉLICA NUEVO MILENIO