HONDURAS: RESULTADOS POSITIVOS POR LAS RECIENTES ACCIONES DE CONTROL DE LA PANDEMIA

Las acciones de control de la pandemia en Honduras están teniendo efectos positivos importantes. La cuarentena domiciliaria parcial aplicada en estas dos últimas semanas tuvo un efecto suave y las brigadas médicas sectoriales tienen un efecto muy fuerte.

La acción de identificar en su sitio a las personas portadoras de las partículas virales es un ataque directo al organismo molecular responsable de la pandemia. Y es más significativo cuando se provee a las personas de medicamentos que atacan en forma inmediata al patógeno. También se rompe de manera más eficiente el microambiente de contagio.

En las gráficas estadísticas, el impacto más notorio es en el modelo logístico generalizado de Richards. El modelo persiste en el valor esperado teórico diario de las 4,381 personas por contagiarse. Este parece ser el valor modal para la población hondureña. Es un indicador de que la posibilidad de contagio se hace mayor cada día que pasa. Por eso la pandemia debe gestionarse para controlarla más rápido.

En las gráficas estadísticas, el impacto más notorio es en el modelo logístico generalizado de Richards. El modelo persiste en el valor esperado teórico diario de las 4,381 personas por contagiarse. Este parece ser el valor modal para la población hondureña. Es un indicador de que la posibilidad de contagio se hace mayor cada día que pasa. Por eso la pandemia debe gestionarse para controlarla más rápido.

La dispersión es un indicador lógico científico muy trascendente, ya que el fenómeno al que nos enfrentamos tiene demasiadas variaciones, las cuales son abstraídas forzosamente en el modelo estadístico matemático. La manera de incluirlas es mediante el error estadístico de la dispersión alrededor del valor esperado.

Considerando las estrategias posibles, existen estrategias básicas inobjetables. Como el aprovisionamiento de insumos médicos, equipo de protección personal para los trabajadores de la salud, policías, militares, bomberos, funcionarios, etc.

Hay estrategias directas para aplicar control a la propagación de las partículas virales. Estas son las que en definitiva aplacarán la pandemia. Las brigadas médicas sectoriales aprovisionadas de pruebas rápidas, PCR, tratamientos mínimos básicos diferenciados están demostrando su efectividad. La cantidad de barrios que se visitan diariamente, no sólo en Tegucigalpa, sino en todo el país, es demasiado mínimo para tener un efecto mucho más rápido.

Otra estrategia importante es monitorear el movimiento de personas en el territorio. Especialmente los motoristas de transporte de carga. El virus viaja en las personas, no en las llantas de los vehículos. Son muchos miles, decenas de miles y hasta millones de partículas en el organismo de cada persona que viaja. Y esta persona los transfiere a los ambientes que visita.

Una mascarilla de diseño más sofisticado, menos burda, y de bajo costo, gratuita para los más pobres, de uso obligatorio universal, tendría un impacto final en la pandemia.

La estrategia de sectorizar los territorios no se debe desestimar. Requiere información de base para decidir. Y si se le agrega, la organización social, la ya existente y las nuevas que se están creando en las comunidades, junto con el programa educativo sobre el virus y sus modos de accionar en los ambientes específicos, entonces tendremos mejores armas para vencer. Esto es mucho mejor que las campañas publicitarias generalizadas.

 

En síntesis, esta es la tercera oportunidad en la que esta logrando un punto de inflexión en la curva de contagios confirmados, según los datos oficiales. Si se vuele a cometer errores graves, la pandemia pasará con toda seguridad de los 100 mil casos.

DIRECCIÓN DE INVESTIGACIÓN CIENTÍFICA DE LA UNIVERSIDAD CRISTIANA EVANGÉLICA NUEVO MILENIO